ahorro costes energia eficiencia energetica monitorizacion medicion emisiones respeto medioambiente impuesto sol gobierno psoe pp

ADIÓS AL IMPUESTO AL SOL

Gonzalo Villar
-
11 Octubre 2018
Casi 3 años después, parece que por fin volvemos a la senda del sentido común, por lo menos en lo que al ámbito energético se refiere, eliminando uno de los más polémicos y controvertidos impuestos de los últimos años: el impuesto al sol. El pasado viernes 5 de octubre se publicó el Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores. Te contamos en qué se puede traducir para tu vivienda o empresa.

El sol es de todos. O de nadie, según se mire. Pero pagar por su uso no parece muy razonable. Ojo, que todo hay que decirlo... es cierto que hay unas infraestructuras eléctricas que todos usamos, y que debemos pagar por ellas (es aquí precisamente donde radican los argumentos de los defensores del famoso impuesto) pero de una forma razonable y proporcional. No es de recibo que se penalicen las inversiones en instalaciones de autogeneración fotovoltaica hasta tal punto que sean prácticamente inviables.

La autogeneración es más que un hecho: es una obligación moral de todos, o por lo menos de los que valoramos (aunque sea un poquito) a nuestro hogar. Así que independientemente de cuestiones técnicas, los gobiernos deben hacer todo lo posible por fomentar el autoconsumo. En resumen: el hecho de que se acabe con el impuesto al sol es una excelente noticia, que debemos celebrar y dar a conocer.

PERO... ¿HA LLEGADO A EXISTIR ALGUNA VEZ EL IMPUESTO AL SOL?

Pues, sobre el papel, sí. Aunque en la práctica, no ha llegado nunca a aplicarse. Partimos de la base de que el llamado "impuesto al sol" no era un impuesto en sentido estricto. Se trataba más bien de un conjunto de medidas (muchas de ellas ni siquiera desarrolladas, como los peajes por autoconcumo que nunca han llegado a cobrarse) que pretendían desincentivar el autoconsumo energético. Y si ese era el objetivo, sin duda ha funcionado: en España hay apenas mil autoconsumidores, frente al millón largo que existe en Alemania, un país muchísimo más avanzado que España en materia energética.

Cabe distinguir, no obstante, entre instalaciones domésticas e industriales. Hasta ahora, las instalaciones domésticas podían autoabastecerse, pero (y aquí estaba la trampa) de manera individual, es decir, no vale poner placas para toda la Comunidad de Propietarios... conclusión: a ver quién es el guapo que se gasta el dinero en unas placas, y peor aún: ¿cuál es mi parcela en el tejado?.

Pero, ¿y en la industria? Pues básicamente había que pagar un peaje, simplemente por producir energía a partir de placas solares... No entraré en cómo se calculaban estos peajes. Basta decir que había unas maravillosas fórmulas (en función de la tarifa eléctrica de la empresa en cuestión) que aplicaban un cargo en función de la energía (variable) y de la potencia de la instalación (fijo). Conclusión: el retorno de inversión es mucho mayor y las inversiones no salen, amén de una inestabilidad política que no ayuda.

Y AHORA, ¿QUÉ?

Pues ahora, básicamente, tenemos dos consecuencias: la primera, que queda anulada la prohibición de "agruparse", por lo que las comunidades de propietarios podrán usar su tejado para lo que quieran y reducir su consumo. Y la segunda, que se elimina cualquier cargo a TODA forma de autoconsumo basado en energías renovables. Citando al propio Real Decreto-ley 15/2018, en el título II, artículo 18, punto 5:

"La energía autoconsumida de origen renovable, cogeneración o residuos estará exenta de todo tipo de cargos y peajes. En el caso en que se produzca transferencia de energía a través de la red de distribución en instalaciones próximas a efectos de autoconsumo se podrán establecer las cantidades que resulten de aplicación por el uso de dicha red de distribución. Los excedentes de las instalaciones de generación asociadas al autoconsumo estarán sometidos al mismo tratamiento que la energía producida por el resto de las instalaciones de producción, al igual que los déficits de energía que los autoconsumidores adquieran a través de la red de transporte o distribución estarán sometidos al mismo tratamiento que los del resto de consumidores".

Eso sí, las instalaciones de menos de 100kW de potencia se liberan de mucho papeleo y burocracia, pero las superiores, aun suponen un esfuerzo en permisos, trámites y una carga administrativa bastante importante.

Por lo tanto, si a este hecho sumamos que los precios de las instalaciones están en mínimos históricos, podemos concluir que es el momento perfecto para, como mínimo, estudiar técnica y financieramente la posibilidad de instalar, tanto en nuestra comunidad de vecinos como en nuestra empresa, una planta fotovoltaica.

¿ESTAMOS ANTE UNA REVOLUCIÓN ENERGÉTICA?

Cautela, como en todo. La energía fotovoltaica es rentable, limpia y ahora, más barata y segura. Pero no en todos los casos es viable. Existen multitud de condicionantes que es preciso estudiar, como por ejemplo la viabilidad estructural: no todas las cubiertas están preparadas para soportar el peso o el empuje del viento. Por eso, es necesario asesorarse bien, y contar con técnicos especialistas que realicen estudios imparciales de viabilidad técnica y financiera. No dudamos de la buena fe de los instaladores y fabricantes de estos equipos, pero está claro que un diagnóstico imparcial, realizado por una entidad independiente, ofrece una gran seguridad a la hora de tomar la decisión de instalar una planta fotovoltaica.

Consúltenos sin compromiso para valorar la viabilidad de una instalación fotovoltaica.

En QE2 eConsulting somos especialistas en la realización de Auditorías Energéticas (pincha aquí si quieres ver algunos de nuestros proyectos), y llevamos años proponiendo a nuestros clientes este tipo de instalaciones, poniéndoles en contacto directo, y sin intermediarios de ningún tipo, con instaladores de completa confianza.

 

GALERÍA FOTOS
impuesto al sol energia reduccion costes optimizacion lean electricidad gas
VÍDEOS
NOTICIAS RELACIONADAS
COMPARTIR ESTE CONTENIDO TUS REDES SOCIALES: