El mix energético y la huella de carbono

Alfonso Álvarez
-
31 Enero 2018
Hay una gran influencia del mix energético del mercado eléctrico sobre las emisiones de dióxido de carbono.

El mix energético y la huella de carbono están íntimamente relacionados ¿Por qué?

Dentro de los diferentes aspectos que definen la gestión energética nos encontramos con el cálculo de la huella de carbono. No es el propósito de este post entrar en el cálculo de este indicador pero sÍ aclarar cómo influye la energía eléctrica en el aumento o disminución del mismo.

El mix energético eléctrico determina el origen de la producción de la electricidad que puede ser de centrales térmicas de carbón, nuclear, gas natural o renovables.

En este ámbito existe una subasta eléctrica en la cual se determina el precio de la electricidad. Sin entrar en profundidad en este mecanismo podemos decir que cada día se produce una variación del porcentaje de influencia de cada origen de generación y de este modo del coste de la electricidad que nos llega.

Por tanto, esta variabilidad en el porcentaje de energía renovable frente a las centrales de carbón, principalmente, va a determinar el porcentaje de CO2 vertido a la atmósfera. Lógicamente una mejora de las condiciones de cara a las renovables (viento, lluvias…) hace que aumente su presencia en el “mix” y por ello la huella de carbono descienda. El problema es que las renovables no son constantes, dependen de las condiciones climáticas: eólica y el viento, hidraúlica y las lluvias, etc. Así es curioso comprobar que el porcentaje de energía solar (mucho más predecible) es muy bajo, y apenas supera el 3% del total. Cosa que no mejora debido a la “mala fama” (de hecho injustificada) de la energía solar y sus peajes.

Así el Ministerio de Energía publica este mix de forma anual para poder actualizar este indicador.

En términos de cumplimiento de los objetivos del 2020 y los pactos por el Medio Ambiente de París es vital reducir esta huella de CO2 y aumentar la presencia de las renovables. Sobre todo de la energía solar, que puede instalarse en local para reducir de forma drástica el impacto sobre el Medio Ambiente y no hipotecar nuestro futuro.

sequia

El mix de 2017 queda de la siguiente forma:

  • Nuclear 22.9%
  • Carbón 17.4 %
  • Hidraúlica 7.3% (baja debido a la sequía)
  • Eólica 19.2%
  • Solar 3.2%

Lo preocupante es la bajada de las renovables respecto a 2016 que ha pasado de un 40.8% hasta 33.7%, lo que lleva a la conclusión que se debe dar un impulso a las renovables e instalar mayor capacidad, sobre todo de solar y eólica, que son más estables y no dependen tanto de las condiciones climatológicas como la hidraúlica. Mientras en Gran Bretaña y Alemania se prevén porcentajes cercanos al 50% en España hablamos de un porcentaje instalado mucho menor. Esto quiere decir que vamos a contaminar casi el doble que un alemán o un inglés cada vez que consumamos electricidad .

La primera fase para reducir el efecto de la huella de carbono es la medición, por lo que en nuestras empresas debemos tener datos certeros de nuestros consumos con indicadores reales y actualizables. Ahí es donde QE2eConsulting es el aliado perfecto, ya que proporcionamos las herramientas de gestión adecuadas para tal fin.

Esto hará posible la reducción de la huella de carbono, cumpliendo con las diferentes directivas del marco internacional en la reducción de emisiones.

COMPARTIR ESTE CONTENIDO TUS REDES SOCIALES: