Auditoría Energética en Edificio Sociosanitario

auditoria energetica en residencia de ancianos tercera edad
Fecha: 
Diciembre de 2015
Localidad: 
Majadahonda (Madrid)
Empresa: 
Albertia Servicios Sociosanitarios
Sector: 
Servicios Sociosanitarios
Objetivo: 
Conocer el desempeño energético del edificio
Beneficio: 
Recuccion del consumo energético

COLABORADORES

En el año 2011 surge Albertia Servicios Sociosanitarios, con la voluntad de garantizar a las personas mayores dependientes una atención continuada que les permita mejorar su calidad de vida en un entorno seguro, mediante la gestión integral de servicios asistenciales especializados en residencias de mayores, apartamentos tutelados, centros de día y demás centros sociosanitarios. En lína con su política de respeto medioambiental y desarrollo sostenible, ha decidido emprender acciones encaminadas a la reducción del consumo energético.

Albertia cuenta con 8 centros repartidos por toda la geografía española. En la localidad madrileña de Majadahonda junto al hospital Puerta de Hierro, se encuentra la Residencia Valle de la Oliva, que ofrece 130 plazas residenciales (privadas y concertadas con el Ayuntamiento de Majadahonda y la CAM) y 30 de centro de día (estancias diurnas). La residencia “Valle de la Oliva” cuenta con un completo equipo multidisciplinar especializado en la atención integral geriátrica que garantizan la calidad asistencial ofrecida a nuestros mayores.

En este proyecto se ha desarrollado una Auditoría Energética completa bajo el estándar EN 16247-2 (Edificación), siguiendo el esquema de trabajo que establece la norma UNE 216501, más exigente incluso que el estándar actual.

De acuerdo con este flujograma, se parte de un minucioso análisis de la documentación técnica del edificio, para continuar con el trabajo de campo necesario para vertificar las conclusiones de dicho estudio, y realizar así las mediciones y pruebas que sean necesarias para establecer el desempeño energético o línea de base.

Una vez realizada la citada toma de datos, se procede a establecer la contabilidad energética, cuyo resultado es un informe que detalla el CAR (consumo actual real) y la repercusión en éste de los principales usos energéticos, así como aquellos con mayor margen de mejora.

Esto permite establecer prioridades en las medidas específicas encaminadas a la reducción del consumo. Es precisamente este capítulo, el de medidas de mejora, el que presenta mayor valor para el cliente, que obtiene un listado detallado de medidas, referenciadas a la inversión necesaria, y al retorno de la misma, en base al ahorro energético que suponen.

En definitiva, una Auditoría Energética nos da la información necesaria en materia energética para establecer un Plan de Acción para la reducción del consumo.

 

 

 

 

COMPARTIR: 

CLIENTES

Algunos clientes que ya confian en nosotros