Control de Producto
Alfonso Álvarez - 17 Noviembre 2014

Control de Producto

En el mundo industrial el aseguramiento de la Calidad, como se ha conocido hasta hace unos años representaba controlar las características de mi producto. Por tanto todo el control se centraba en revisar el producto físicamente con los medios adecuados.

A partir de la llegada de 6sigma los controles se basan en conceptos estadísticos para determinar su frecuencia. El aumento de la frecuencia de control es crucial para reducir loscostes de Calidad. Dado que estos controles redundan en unos costes elevados y aumentan mi LeadTime, disminuir la frecuencia con la que se realizan optimizando y a la vez asegurando que no aparecen no conformidades, contribuye a un aumento de la competitividad.

Debido a esta reflexión el control sobre el producto representa una serie de desventajas:

  1. Aumento de mi Lead Time, incurriré en un aumento de los costes.
  2. Al realizar el control sobre el producto las no conformidades que aparezcan ya serán producto a desechar o bien producto a retrabajar: de nuevo tendré un aumento de los costes.
  3. Los costes ya existentes se pueden clasificar en:
    1. Piezas No Conformes: piezas malas bien de producto ya acabado (coste de pieza no vendida) o bien de un subproducto del cual será necesario calcular su coste en función de cual sea el nivel alcanzado en la cadena de valor.
    2. Piezas No Conformes recuperables: en este caso las piezas se podrían re – trabajar para que sean conformes (re – procesar). Se debe calcular la viabilidad de este re – trabajo en función del coste del mismo y del margen de beneficio según el precio de la pieza vendida.  Indicar que en algunos casos el re – trabajo está prohibido (sector de la automoción) ya que representa un riesgo muy grande de que aparezca una no conformidad.
    3. Coste del Control: el aumento del LeadTime y de la disponibilidad de los empleados incurre en un coste. En ocasiones es necesario sobre – dimensionar nuestros recursos para poder acometer estos controles. Asimismo debemos añadir los medios materiales para la realización. Como aparatos de medida, instalaciones, etc. Es interesante constatar que existen empresas especializadas en el control de producto y, en ocasiones, puede ser interesante externalizar estos controles. Sobre todo cuando existen problemas de calidad acuciantes y debemos asegurar al cliente. Incluso en estos casos, y siempre con el acuerdo del cliente, la empresa que presta el servicio puede hacerse cargo de los costes asociados a una reclamación.

Los sistemas SPC (statistical process control) nos dan una serie de criterios objetivos para determinar la estabilidad del proceso, en este caso, a partir de las características medidas sobre el producto. De este modo podemos corregir antes de la aparición de no conformidades implementando el Control sobre el Proceso.