Bodegas Francoespañolas

Cambio de Éxito en Energía
Bodegas Francoespañolas decidió contar con nosotros como aliado estratégico para ahorrar el consumo de energía de su bodega.
qe2 cliente franco españolas 1

RETO: Conocer la forma de consumir energía de la bodega y ahorrar

CAMBIO: Ahorro del 10% y conocimiento exacto del modo de consumo

franco espanolas logotipo negro qe2

Situación inicial

Bodegas Franco-Españolas nace en 1890 como la unión entre Francia y España en un momento álgido en Rioja, cuando los franceses vinieron a la región tratando de reemplazar sus viñedos arrasados por la enfermedad de la filoxera. Era el origen de los «vinos finos de Rioja».

Desde ese lejano inicio, la Bodega se ha ido transformando y modernizando, incorporando diversas tecnologías y estándares de calidad.

Con el auge de la sostenibilidad en el sector, la Bodega inicia su programa “MANIFIESTO” que busca la sostenibilidad no solo económica, sino también social y medioambiental.

Fruto de este compromiso, la Bodega inicia un proceso de mejora en la gestión de la energía con un doble objetivo: CONOCER cómo se reparten los consumos y el modo en que la energía se utiliza y a través de este conocimiento, detectar y desarrollar acciones que conduzcan al ahorro energético.

Para lograr este objetivo, Bodegas Francoespañolas decidió contar con nosotros como aliado estratégico.

Cambios conseguidos

Tras el primer año de trabajo, los cambios que hemos llevado a cabo han sido los siguientes:

  1. Un conocimiento exhaustivo de cómo, cuándo y dónde se consume la energía, lo que supone una información crucial para el análisis de costes y la toma de decisiones con el objetivo del ahorro.

  2. La detección de un consumo anómalo del compresor de 4kW con la bodega en reposo, que suponía un gasto de 2.400€ al año y 4Tn de CO2 emitidas a la atmósfera.

  3. La identificación de una gestión incorrecta de la iluminación nocturna, que estaba encendida sin necesidad, con un ahorro de 2.922€ al año y 4,5Tn de CO2 no emitidas.

  4. La adaptación de la carga de carretillas al horario de compra de energía más barata, gracias a la monitorización de los precios en el OMIE, con un ahorro anual de 400€.

  5. En general, un ahorro del primer año de un 10% del consumo global en estas y otras acciones desarrolladas gracias a los datos obtenidos de la medición continua.

Cómo lo hemos logrado

Tras la realización de una Auditoría Energética definimos un plan con diversas acciones, pero la primera y fundamental fue el desarrollo de un proyecto de Submetering.

Hasta la fecha, la Bodega únicamente contaba con un control telemático del contador eléctrico, pero era fundamental saber cómo ese consumo se repartía.

Por eso, tras estudiar la infraestructura energética de la Bodega, propusimos instalar una serie de medidores en los puntos más estratégicos de la bodega: línea de embotellado, enfriadoras, zona de enoturismo, alumbrado, compresor y por supuesto, las placas fotovoltaicas como insumo.

Todos los datos de consumo se envían a nuestra plataforma web Q-energy donde analizamos e interpretamos los resultados, para desplegar acciones de reducción del consumo y por tanto, de ahorro.

Para lograr esto, nuestra principal herramienta es el GRUPO DE MEJORA. Se trata de un equipo en el que participamos nosotros con diversos integrantes de la bodega (financiero, producción y mantenimiento, enología o IT) en reuniones frecuenciales.

Esto hace posible que los datos no se queden en una Excel, sino que se les saque partido, ya que somos catalizadores de la mejora, empujando en la consecución de los objetivos.

Al disponer de datos reales, o lo que es lo mismo, indicadores o KPIs, podemos demostrar científicamente los ahorros y logros conseguidos, lo que es fundamental para la gestión interna de la bodega, tanto a nivel de costes como de comunicación.

Con el grupo de mejora, este análisis es constante y seguimos identificando anomalías y consumos fantasma, que provocan un enorme foco de gasto y emisiones.

Galería de fotos

Compartir en:

Scroll al inicio