CVNE

Cambio de Éxito en Procesos
CVNE decidió contactar con nosotros para introducir diversas herramientas para mejorar la eficiencia y la productividad en ciertos procesos, como la gestión de pedidos, exportación y envío y creación de muestras.
Mejora de la eficiencia y flujo de información en procesos de producción de CVNE

RETO: Mejorar la eficiencia y el flujo de información en procesos auxiliares y producción

CAMBIO: Mejora y optimización de los procesos de gestión de pedidos, exportación y creación de muestras

Cvne, grupo bodegueros

Situación inicial

CVNE se funda en 1879 por los hermanos Raimundo y Eusebio Real de Asúa en Haro (La Rioja). Hoy en día sigue controlada por la 5ª generación de la familia. Desde su nacimiento siempre se ha enfocado en la elaboración y crianza de vinos. Hoy en día está compuesta por cuatro bodegas: CVNE, Imperial, Viña Real y Viñedos del Contino, si bien el grupo está inmerso en un proceso de expansión.

En los últimos años, el grupo bodeguero ha multiplicado su presencia internacional, apostando por la exportación. Esto es enormemente positivo, pero hace que la gestión sea mucho más compleja.

Esto motivó una reflexión por parte de la compañía, que decidió contar con nosotros para introducir diversas herramientas para mejorar la eficiencia y la productividad en ciertos procesos, como la gestión de pedidos, exportación y envío y creación de muestras.

Cambios conseguidos

Como en todo proyecto de mejora, los cambios no fueron inmediatos y tuvimos que empezar por una fase de análisis, pero finalmente se produjeron una serie de cambios importantes:

  1. Redujimos el 30% en el tiempo dedicado a la gestión de pedidos, tanto en nacional como en export, gracias a la eliminación de la duplicidad de canales de comunicación y la centralización a través de Kanban.
  2. Redujimos el 50% de los errores en envíos de pedidos, con el consiguiente ahorro económico y sobre todo, mejora de la satisfacción del cliente.
  3. Integramos el proceso de embotellado con otros departamentos como el comercial o logística. Con ello conseguimos que todas las personas implicadas estuvieran informadas de todo en tiempo real, reduciendo tiempo y errores.
  4. Propiciamos un conocimiento detallado del estado de cada pedido, llegando a fases que no cubre el sistema ERP, como el manipulado o el picking, lo que ayudó al staff técnico a dimensionar mejor los recursos.
  5. Mejoramos la gestión de muestras, enfocando en el feedback de cliente con el objetivo de no tener pérdidas de clientes potenciales.

Cómo lo hemos logrado

Este proyecto tenía la complejidad de que abarcaba diversos departamentos. Esto hacía que hubiera muchas personas implicadas y muchas interrelaciones, por lo que decidimos que había que comenzar por una fase de análisis.

Tras reflexionarlo, llegamos a la conclusión de que podría ser buena idea un enfoque mixto: un VSM (Value Stream Mapping) para tener una visión global y el diagrama SIPOC (Suppliers, Inputs, Process, Outputs, Customers) para procesos más localizados.

Esta fase fue larga aunque obtuvimos una información de valor incalculable para el desarrollo de varios proyectos de mejora en paralelo, aunque el más prioritario fue la implantación de Kanban.

Kanban es una técnica que se enmarca dentro de las metodologías ágiles. Consiste en diseñar un tablero digital, que se separa en columnas, siendo cada una de ellas una fase del proceso. Por dicho tablero viajan tarjetas, que portan la información necesaria para que el proceso fluya. En este viaje, las personas que forman parte del tablero interactúan, haciendo posible que la información esté disponible para todos en tiempo real.

Toda la información cosechada en la fase de VSM/ SIPOC se utilizó para generar diversos tableros (pedidos nacionales, pedidos export o muestras) que supusieron una enorme mejora en la productividad.

Galería de fotos

Compartir en:

Scroll al inicio